Las empresas recompran deuda por liquidez del mercado

Les copio un artículo publicado en Infobae Profesional que nos alcanzó Juan Ignacio Ramallo, un alumno actual, en donde se comenta porque las empresas estan optando por recomprar deuda.

Van a ver varias cuestiones tratadas en las últimas clases como ser:

  • Ventajas y desventajas de la deuda
  • Opciones de utilización de efectivo
  • La importancia que tienen los covenants como limitadores de las opciones estratégicas de una compañía
  •  Las ventajas para las compañías de los instrumentos con cláusulas de rescate

Muchas Gracias Juan!!

Empresas recompran deuda por liquidez del mercado
La calificadora Standard & Poor’s señala que las compañías que ya habían reestructurado su deuda, ahora la recompran en condiciones más flexibles

Luego de haber dejado atrás casi por completo la etapa de las reestructuraciones de deuda en situación de incumplimiento (“default”), el sector corporativo argentino comienza paulatinamente a tomar ventaja de las ventanas de financiación que se abren en los mercados de crédito para las compañías que operan en países en desarrollo. En ciertos casos, la captación de nuevos fondos responde a la necesidad básica de refinanciar los vencimientos de principal pactados originalmente.

Sin embargo, incluso compañías cuyos vencimientos de capital son manejables en comparación con su generación de caja, optan por aprovechar la liquidez existente en los mercados para reformular su deuda en condiciones más favorables. Esto tiene por lo general dos objetivos principales: extender los perfiles de vencimiento, y al mismo tiempo, obtener términos y compromisos más flexibles que aquellos resultantes de los procesos de reestructuraciones, cuando la posición negociadora era más limitada.

Repasando la historia de los últimos 15 años, el financiamiento corporativo en el país atravesó tres grandes etapas: la importante ola de financiamiento que tuvo lugar durante gran parte del periodo en el que estuvo vigente la Ley de Convertibilidad, el default de la mayoría de los emisores argentinos durante la profunda crisis de 2001-2002 (incluyendo el default del soberano y la fuerte devaluación de la moneda) y la etapa de las reestructuraciones desde 2003 a esta parte.

Con distintos matices, las deudas surgidas de los procesos de reestructuración contienen por lo general cláusulas restrictivas, que tienen como objetivos principales limitar el endeudamiento adicional y la discrecionalidad de las compañías en el manejo de su caja, procurando que la misma se destine fundamentalmente al repago de deuda. Estas restricciones operan generalmente estableciendo límites a las inversiones de capital, y al pago de dividendos, entre otras posibles aplicaciones de fondos.

Adicionalmente, cla gran mayoría de las deudas reestructuradas contienen cláusulas de prepago o rescate anticipado mediante la aplicación de fondos excedentes o flujo discrecional (conocidos como mecanismos de “cash-sweep”). En este último punto, la incertidumbre con respecto al flujo de fondos futuro de muchas de las compañías al momento de reestructurar jugó un papel clave, ya que el objetivo detrás de este tipo de cláusulas es compartir con los acreedores el beneficio de cualquier potencial mejora en el desempeño financiero.

Un ejemplo típico resulta el de las compañías de servicios públicos, que debieron llevar adelante la reestructuración de sus deudas financieras sin haber concluido la renegociación de sus contratos de concesión y licencias.

Si bien tal vez sea prematuro hablar de una cuarta etapa en el financiamiento corporativo argentino, principalmente desde 2006 se observan casos de emisores que buscan nuevos fondos para refinanciar toda su deuda reestructurada, reemplazándola por nuevo endeudamiento con condiciones más flexibles. Esta situación es posible debido a los elevados niveles de liquidez disponibles en los mercados internacionales, circunstancia que acompaña la recuperación de la economía argentina, con sus consabidas tasas de crecimiento de más del 8% anual desde 2003.

En opinión de Standard & Poor’s, la exitosa refinanciación de deuda reestructurada es positiva ya que, por lo general, estas operaciones traen aparejada una extensión en los perfiles de vencimientos de deuda, al tiempo que la liberación de cláusulas restrictivas tiende a mejorar la flexibilidad financiera de las compañías. Al mismo tiempo, comienza a tomar nuevamente una mayor relevancia la política financiera llevada adelante por cada compañía (entendiendo por política financiera el conjunto de decisiones de inversión, de financiamiento, de pago de dividendos y de estructura de capital tomadas por la gerencia de cada compañía).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: